Tiempos modernos, entrenadores modernos, por Rafa Benítez